loading

cabecera

cab-peq

LO   ÚLTIMO  

Un jurado poco acertado en sus decisiones protagonizó la Gala 7 de OT 2018


Cuando la Gala 7 arrancó por todo lo alto gracias al mítico “Don’t Stop Me Now” de Queen, nada hacía presagiar que los 11 concursantes que hasta ese momento permanecían en el concurso serían los que menos protagonismo tendrían durante esa noche. Y es que a pesar de que pudimos disfrutar de varias actuaciones bastante buenas, el jurado acabaría llevándose el foco de atención por sus valoraciones de dudoso criterio. Aunque luego entraremos en ese tema en profundidad, antes vamos a continuar hablando de las actuaciones de la gala y, como decíamos, la grupal estuvo a la altura de las expectativas en todos los sentidos: cantaron muy bien, la puesta en escena fue interesante y el número en general estuvo bastante conseguido.

Las nominadas, Noelia y Marilia, habían escogido dos temas que les iban como anillo al dedo. La primera de ellas hizo una magnífica actuación vocal de “Stone Cold”, y por fin pudimos verla interpretar correctamente y emocionar a los espectadores, su gran asignatura pendiente desde que comenzara el concurso. La malagueña dio todo de sí y se marcó una de esas performances que recordaremos en el futuro, con una puesta en escena muy elegante que acompañaba al tema a la perfección. Para algo más de la mitad de la audiencia, sin embargo, no fue suficiente, y se convirtió en la sexta expulsada de OT 2018, aunque con el porcentaje más ajustado de la edición. Quizás le haya pasado factura haber dejado el listón tan alto en las dos primeras galas y no haber podido superarlo en ninguna de las posteriores.

Marilia, por su parte, también nos regaló una preciosa actuación, cantando y contando “María Se Bebe Las Calles” con la dulzura que siempre la ha caracterizado. Aunque comenzó un tanto dubitativa, la canaria supo incorporarse pronto a la canción con muchísima fuerza y hacer que se nos olvidara ese principio en el que tuvo algún descontrol vocal. Y aquí es donde entramos a explicar eso que decíamos de que el jurado había protagonizado la gala: Marilia fue propuesta para abandonar la Academia con un motivo poco creíble y habiendo sido de las mejores de la gala.

La cosa no quedó ahí, pues María fue la siguiente en salir al escenario para hacer su actuación y solo recibió palabras positivas por parte de Joe Pérez-Orive. La realidad, bastante paralela a la pronunciada por el miembro del jurado, es que la concursante hizo una actuación, cuanto menos, floja: desafinó en determinadas ocasiones (más de las que deberían permitirse en una Gala 7), se equivocó en la letra de una forma bastante evidente y se excedió en la interpretación de “Voy En Un Coche”, sobre todo al final de la canción. No es comprensible que cruzara la pasarela en una gala como esta.

Lo de Famous, sin embargo, si fue justo a todos los efectos. El de Bormujos cantó un tema que llevaba pidiendo casi desde que entró en la Academia. “Nobody But You”, canción que representó a Austria en Eurovision 2017, le venía como un guante y él mismo ha sido siempre consciente de ello. Los profesores decidieron dársela esta semana y la actuación estuvo realmente bien, hasta el punto de que se alzó como el favorito de la noche, doblando el porcentaje de Sabela, la 2ª más votada por la audiencia.

Y precisamente de ella vamos a hablar ahora. Concretamente, de su actuación en la gala, a dúo con Miki, que estuvo bien en general pero bastante descompensada. Mientras la gallega afinó prácticamente todas las notas que conforman “No Olvidarme de Olvidar”, el catalán no estuvo tan acertado, pues tuvo varios fallos a nivel vocal en determinados momentos que afearon un poco el número final, aunque no fueron excesivamente graves. Su nominación, de nuevo, fue bastante discutible, pues hubo 4 compañeros que lo hicieron algo peor que él.

No es el caso de Natalia, que siempre da la talla y en esta ocasión volvió a conseguirlo. Con una puesta en escena muy atractiva, la concursante interpretó “Flames” de David Guetta y Sia con la precisión a la que nos tiene acostumbrados, aunque es cierto que en otras ocasiones ha brillado más. Estuvo muy bien, sí, pero ha sido una de sus actuaciones menos memorables. A pesar de todo, cruzó la pasarela muy merecidamente.

Las dos últimas actuaciones de la noche fueron duetos y el resultado no fue del todo bueno, hasta el punto de que hicieron que el nivel de la gala bajara bastante. “Contamíname” en las voces de Alba Reche y Carlos Right quedaba muy bien, pero es una canción muy poco competitiva por ser excesivamente sencilla a nivel vocal. A pesar de eso, la de Alicante estuvo muy inestable y por momentos ahogada, algo poco común en ella y que nos lleva a no explicarnos cómo pudo cruzar la pasarela por decisión del jurado. De hecho, Carlos sí fue propuesto para abandonar la Academia habiendo cantado bastante mejor que su compañera y con una actitud impecable encima del escenario. Otra de las cosas que no llegamos a comprender. 

Marta y Julia, dos de las grandes voces de la Academia, que suelen dar siempre la talla en cualquier estilo musical, estuvieron demasiado flojas en su interpretación de “Love On Top” de Beyonce. No sabríamos decir cuál de las dos cantó mejor, porque ambas tuvieron demasiados fallos vocales que no son de recibo a estas alturas del concurso. La primera de ellas cruzó la pasarela, pero la gaditana no. Quizás sea esta la única decisión acertada del jurado en la pasada noche.


Por tanto, una gala que debería haberse saldado con Alba, María, Julia y Marta como nominadas, finalmente puso el punto de mira en Carlos y Marilia, que hicieron dos buenas actuaciones, pero que se tendrán que enfrentar al veredicto del público durante esta semana. La decisión, de nuevo, es muy difícil, pues el carisma y la proyección de Carlos tendrán que enfrentarse a la dulzura y la delicadeza de Marilia. Promete ser otro duelo muy ajustado.



Publicado por: LoMasMusical el 8 de noviembre de 2018

Más de:

radio

social

Lo + Relevante