loading

cabecera

cab-peq

LO   ÚLTIMO  

“La Venda” caerá en Tel Aviv gracias a la victoria de Miki




Tras el parón en el camino que hizo TVE respecto a OT, que finalizó pocos días antes de la pasada Navidad, las puertas del plató volvieron a abrirse para que algunos de los concursantes de la última edición se subieran, una vez más, al escenario. Esta vez, eso sí, se jugaban algo muy distinto y, podríamos decir, bastante más beneficioso a largo plazo, pues el ganador tendría el privilegio de representar a España en la 64.ª edición del Festival de Eurovisión

De las 10 canciones elegidas, 3 fueron seleccionadas por los internautas, que votaron en base a un adelanto de 1 minuto de cada una, y el resto por un comité de expertos, que decidieron dejar fuera a Alba Reche o Marta, para sorpresa y malestar de algunos usuarios en redes sociales. No obstante, la criba fue, en rasgos generales, bastante buena, pues no había ningún tema desastroso que nos hiciera llevarnos las manos a la cabeza. Por contra, todos tenían potencial, al menos para sonar en las radios de nuestro país.

La gala abrió con una performance conjunta de “Toy”, canción ganadora de la pasada edición del Festival, que interpretaron los 9 candidatos de una manera más que correcta, demostrando que el tema que devolvió la victoria a Israel es un hit con todas las letras, lo cante quien lo cante.
Tras una breve presentación y la explicación de la mecánica de la gala por parte de Roberto Leal, Marilia rompió el hielo. “Todo Bien” es una canción bastante potente pero que, sin embargo, no se vende sola. Por ello, la canaria tenía en su mano hacerla grande o dejarla en la mediocridad. Si bien la actuación fue buena, seguimos viendo a la artista un tanto incómoda en este estilo de música, o eso pensamos cuando vimos sus movimientos tan encorsetados y poco naturales. Este tema habría brillado bastante más con otra intérprete, por ejemplo Natalia.

La siguiente fue Sabela que, francamente, estuvo desastrosa de principio a fin. Empezó fuera del tono original de la canción y, lo que es peor, consiguió recuperarlo a duras penas y solo en determinados fragmentos de “Hoy Soñaré”, lo que hizo que sus probabilidades de victoria quedaran reducidas a cero. Por sacar un lado positivo, la gallega se dio cuenta de que había cantado muy mal porque se colaron los micrófonos de sus compositores diciéndole: “no te preocupes, has emocionado”. El 2% de votos que logró nos parece demasiado para lo que hizo encima del escenario.

Famous fue el tercero en actuar y lo cierto es que subió bastante el nivel. Es verdad que, a nivel vocal, ha tenido actuaciones bastante mejores a lo largo del concurso, pero no podemos negar que estuvo más que correcto en sus 3 minutos de ejecución. Además, la canción no puede gustarnos más, y mejora con cada escucha que le damos. Para Eurovision no creemos que fuera la más acertada, pero ojalá podamos oírla en radios durante los próximos meses.


Tras él, era el turno de Natalia con su propuesta en solitario, “La Clave”. La actuación fue muy buena, en gran parte gracias a la propia artista que se mueve como pez en el agua en este tipo de temas -aunque ella se empeñe en querer llevar su carrera por otros derroteros-, pero seguimos pensando que el estribillo de la canción ensucia el conjunto. Es verdad que es bastante pegadizo, principalmente los “solo tú”, pero a nivel cualitativo deja bastante que desear. Para sorpresa de muchos, solo contó con un 6% de votos, empatada con Marilia.

Julia salió al escenario después de la pamplonica y defendió con mucho gusto su “Qué Quieres Que Haga”. Es innegable que la artista se siente muy cómoda en las canciones de este estilo, y lo demostró con su actuación llena de sentimiento y con una maravillosa afinación. El principal problema es que no es un tema que veamos adecuado para Eurovision, y por eso no pudo conseguir más que un 3% de los votos. Eso sí, esperamos que Universal Music sepa sacarle partido y sea utilizado como el primer single de Julia, pues tiene bastante potencial para convertirse en hit en nuestro país.


Dejamos a Miki para el final y seguimos con Noelia. Qué pena nos da que viéramos una ejecución vocal tan buena en los ensayos y tan mediocre en la gala. Cierto es que tuvo momentos bastante buenos, pero en otros muchos estuvo completamente desafinada y deslució mucho la actuación. La puesta en escena y la iluminación sí eran muy acordes al tema, pero la intérprete no supo estar a la altura de las exigencias. De hecho, partía como una de las favoritas y solo pudo sacar un 7% de los votos totales.

Carlos Right fue el siguiente. Aunque nos encanta “Se Te Nota”, su situación era bastante similar a la de Julia: es un tema que puede funcionar muy bien en nuestro país, pero que es poco exportable. Lo mejor de la actuación fue el propio Carlos, que estuvo muy carismático y cantó muy bien -aunque se le fuera la letra en algunos momentos-. Lo peor, la puesta en escena. Seguimos sin entender ese fondo con los sesos y los engranajes. No merecía quedar el último.

El único dueto de la noche, el de Miki y Natalia, fue una de las grandes sorpresas de la gala, pues no había recibido demasiado apoyo en ninguna encuesta pero creció mucho encima del escenario, principalmente gracias a la de Pamplona. “Nadie Se Salva” es un temazo que habla de la muerte de una forma muy peculiar, y consiguió una inesperada tercera posición que, sin embargo, no fue suficiente para que podamos llegar a verla en Tel Aviv. Ojalá tenga éxito, al menos en España.

María, la gran favorita, cerró la noche con “Muérdeme”.
Vayamos por partes: Por un lado, no podemos pasar por alto que demostró mucha profesionalidad aceptando cantar en la gala para luchar por ir a Eurovision aunque no le hacía demasiada ilusión, máxime teniendo en cuenta que fue la favorita de los internautas en las votaciones que tuvieron lugar entre finales de diciembre y principios de enero. Sin embargo, su actitud en la actuación pudo haber sido bastante mejor: cantó regular, se movió más bien poco y parecía estar esforzándose lo menos posible.

De hecho, no solo no esperábamos que se fuera a quedar sin la victoria, sino que acabó estando más cerca de la tercera posición (8% de diferencia) que de la primera (12% de diferencia). Sin duda, la actuación fue decisiva, y María no supo sacar partido al tema que tenía. Esperamos que vuelva a grabar la canción y la produzcan en condiciones, para que pueda ser un hit este verano. El potencial es innegable, pero la canción necesita que suene menos barata.

Y es que el indiscutible ganador de la noche fue Miki, no solo porque entre sus 2 propuestas sumó casi el 50% de los votos, sino también porque salió a comerse el escenario y lo dio todo de sí mismo desde los primeros acordes de “La Venda” hasta que terminó la actuación. Puso el plató patas arriba sin necesidad de nada más que su propia actitud y una banda de 5 personas, supo transmitir a la perfección el ambiente festivo que caracteriza a la canción y el público se entregó por completo.

Todo esto explica por qué se produjo el sorpasso, y es que no podía ser de otra forma. Además, Miki ha conseguido algo muy poco común en nuestro país respecto a Eurovision: que haya unanimidad en redes sociales y foros de internet. Lógicamente, hay gente que no está de acuerdo con la elección pero, por lo general, se respira muy buen rollo entre los eurofans españoles, incluso por parte de los que querían que ganara “Muérdeme”.

Tras la victoria, la canción ha conseguido dispararse hasta el número #1 de iTunes España vendiendo casi 3 veces más que el número #2. Además, sus actuaciones en la gala de ayer (la que hizo como candidato y la que hizo cuando ganó) ya suman más de 1 millón de reproducciones en el canal oficial de OT en Youtube en menos de 24 horas, siendo la primera número #1 en tendencias.

No sabemos qué pasará en Eurovision, entre otras cosas porque solo conocemos 2 de las 42 canciones que lucharán por la victoria, pero lo que tenemos claro es que es una representación muy digna, que suena mucho a España y que, si todo sale bien, podría darnos nuestro mejor televoto de la historia.



Publicado por: Unknown el 21 de enero de 2019

Más de:

radio

social

Lo + Relevante