loading

cabecera

cab-peq

LO   ÚLTIMO  

“O.T. 2018” comienza con fuerza pero con mucho margen de mejora

Ayer comenzaba -con bastante éxito, por cierto- la nueva edición de Operación Triunfo, con 18 caras y perfiles nuevos que, al acabar la noche, quedarían reducidos a 16. Los anfitriones de la gala fueron los chicos de OT 2017, que cantaron la ya mítica “Camina” y dieron el testigo a las nuevas promesas de la música española. Tras las preciosas palabras de Miriam y esta necesaria actuación que dejó a toda España con una mezcla de orgullo, tristeza y nostalgia, era el turno de los verdaderos protagonistas de la noche: la nueva generación de triunfitos.

Marilia se encargaba de romper el hielo con la canción “Piel Canela” que, siendo sinceros, no era la mejor elección que podría hacer, pues no le permitió lucirse del todo. Tiene una voz bastante bonita pero, eso sí, tendrá que ponerse las pilas porque puede llegar a pasar bastante desapercibida. El siguiente fue Damion, cuyo tono vocal es realmente personal y eso le hace sumar muchos puntos, aunque ayer se mostró un tanto inseguro y demasiado estático en el escenario. El jurado no lo tuvo claro con él, pero acabó permitiendo que entrara a la academia.

Julia, por su parte, estuvo espléndida a todos los niveles, pues afinó de principio a fin y, lo más importante, transmitió y emocionó. Famous, en cambio, parece que no dio ni la mitad de lo que podría dar, incluso tuvo más de un fallo vocal que deslució mucho su actuación. Su voz, por supuesto, es prodigiosa, pero no estoy seguro de que pueda llegar a evolucionar tanto como otros. La siguiente en cantar fue Natalia, una de las favoritas hasta el momento, y no es para menos: hizo una gran actuación, y tiene un potencial brutal, pues se mueve en el escenario como pez en el agua.

A continuación le tocó el turno a Rodrigo, uno de los dos eliminados de la noche y, a decir verdad, tuvo una actuación demasiado irregular y se mostró bastante inseguro con la canción, por lo que es comprensible que se quedara sin el billete a la Academia. María, que cantó después, estuvo cerca de quedarse fuera del programa debido, en parte, a una interpretación bastante mediocre, que hizo que pasara completamente desapercibida. No obstante, parece que tiene potencial suficiente para estar dentro de la Academia, ahora le toca demostrarlo.

Por otro lado, Carlos Right fue, sin duda, uno de los que peor cantó pero, sin embargo, uno de los que más cosas bonitas me transmitió, como la ilusión y las ganas de aprender, algo primordial para todo el que quiera entrar en la Academia. Casi se queda fuera pero, finalmente, tiene una plaza como concursante oficial, por lo que tendrá que demostrar que es capaz de mejorar esa actuación fallida y evolucionar a pasos de gigante. Alba, sin embargo, estuvo fantástica, a nivel vocal y a nivel de actitud, lo que la convirtió en una de las más aplaudidas en redes sociales. Lo contrario sucedió con Alfonso, que no convenció demasiado a los tuiteros tras hacer una actuación bastante poco acertada de “Pégate”, el éxito de Ricky Martin. Sí se ganó la confianza del jurado, aunque le dijeron que no había estado al 100%.

Por lo que pudo comprobarse en la gala de ayer, así como en los castings, Noelia es la voz de la edición. Su actuación fue, como no podía ser menos, muy buena, con una canción nada fácil, “River” de Bishop Briggs. De momento, parece ser la gran favorita, tras haber ganado la encuesta de Shootr que se activó durante el “Chat”. Si hay algo que caracteriza al aspirante que cantó tras Noelia, Dave, es su originalidad. Es completamente diferente al resto, lo que le hace ganar muchos puntos. Con Sabela ocurre lo contrario. Además de que ayer no estuvo demasiada acertada con la elección de la canción, tampoco lo estuvo con el desempeño, que la dejó por debajo de casi todos sus compañeros. Si ha entrado en OT es gracias a los profesores que la salvaron, pero pasó demasiado desapercibida.

Lo que sucede con Miki es algo parecido a lo que decíamos de Dave: su originalidad, personalidad y carisma le ayudan muchísimo a destacar. Además, su actuación fue buena. Parece que, de momento, es el chico que más gusta a nivel general. Luis representa la otra cara de la moneda. Aunque de actitud estuvo muy bien, y se nota que disfrutó bastante encima del escenario pero, a veces, eso no lo es todo. Está claro que era el peor de los 18 a nivel vocal y, pese a ser el que más seguidores tenía en Instagram (muchos de ellos de dudosa procedencia, por cierto), se quedó sin la oportunidad de entrar en la Academia. 
Marta fue otra de las mejores de la noche y, a pesar de que se mostró demasiado estática en el escenario, tiene una voz bastante interesante y con muchas posibilidades de evolucionar. Joan, por su parte, estuvo correcto, quizás demasiado. Debe trabajar mucho para destacar frente a sus compañeros. África puso el cierre a la velada con una muy buena interpretación del tema “Tuyo” de Rodrigo Amarante, aunque creo que se desenvolverá mejor en las canciones en inglés.

Así terminaba una Gala 0 bastante superior, en cuanto a nivel, a la de la edición pasada. Lo complicado ahora es ganarse al público como lo hizo la anterior generación, gracias a una serie de factores que van más allá de la voz y que son igualmente importante, a veces incluso más. El escenario de esta nueva edición es más atractivo que el de la pasada, pero falta mejorar los planos de cámara -ayer hubo varios realmente desastrosos- y el sonido, que continúa siendo la asignatura pendiente del concurso. Hay que hacer una mención especial, como siempre, al presentador. Y es que Roberto Leal estuvo tan fabuloso como nos tiene acostumbrados. Este programa está hecho para que lo presente él, sin duda.

Veremos cómo evoluciona la edición a todos los niveles pero, principalmente, queremos que los 16 nuevos triunfitos nos aporten algo que nos incite a seguir de cerca sus carreras musicales en un futuro. El casting, en principio, resulta bastante interesante porque no hay ninguno que se parezca a alguno de los de la edición pasada. Ahora solo falta que se lo crean, que aprendan, que disfruten de la experiencia y que se olviden de todo lo que hay fuera. Solo así conseguirán cumplir el sueño de sus vidas.
Publicado por: Alfonso Halcón Olivero el 20 de septiembre de 2018

Más de:

Spotify

social

radio

Lo + Relevante