loading

cabecera

cab-peq

LO   ÚLTIMO  

Los cocodrilos, el “rollazo” y las divas protagonizaron la 1ª Gala de OT 2018



Ayer fue miércoles y, desde hace 2 semanas, los miércoles son sinónimo de OT. La Gala 1 de la nueva edición del concurso tuvo lugar dejando unos resultados un tanto discutibles que han beneficiado a unos y, como suele suceder, no tanto a otros.

El opening elegido para dar comienzo a la noche no podía haber sido más acertado. “This Is Me”, perteneciente a la Banda Sonora de la película “El Gran Showman”, es una canción cargada de emotividad, fuerza y epicidad que en las voces de los triunfitos quedaba de maravilla. Aunque es cierto que perdió un poco de intimismo respecto a los pases de micros, donde los chicos se abrazaban y cantaban al unísono, la puesta en escena en plató fue bastante acertada, con ese halo místico que era imprescindible en un tema como este. Es una de las canciones que no faltarán en una futura posible gira, sin ninguna duda.


Y en el título hablábamos de 3 palabras claves que protagonizaron la noche e hicieron que todas las miradas giraran en torno a ellas. La primera es “cocodrilo”, y hace referencia a la actuación de Miki y Carlos Right, quienes interpretaron “El Ataque de las Chicas Cocodrilo” de Hombres G.

Lo cierto es que era un tema completamente desconocido para la mayor parte de los millennials, los seguidores más fieles del reality, pero fue tomando mucha relevancia en redes desde que comenzaron los ensayos. Además de ser una canción muy divertida, con una letra muy pícara y original, los chicos hicieron que creciera exponencialmente. Su actitud fue la adecuada en todo momento, y estuvieron bastante bien a nivel vocal. A Carlos le falta soltarse un poco más encima del escenario, pero tiene mucho ángel y eso es algo que no se aprende y no todos tienen. Miki va sobrado de carisma.

La segunda palabra es “rollazo”, algo que caracteriza a Natalia y Famous, quienes interpretaron el temazo de Portugal The Man, “Feel It Still”. Estuvieron soberbios, a todos los niveles. Sus voces empastaban a la perfección, la canción les venía como anillo al dedo y han trabajado mucho durante toda la semana para conseguir un resultado tan favorecedor. Natalia tiene una presencia escénica que es su mayor baza, está cargada de magnetismo y desprende luz. Famous tiene una voz con la que puede hacer lo que quiera, y sus movimientos estaban dotados de una fluidez que nos demuestra que lo suyo es algo completamente innato.


La tercera y última hace referencia a las “divas” de la noche, Noelia y Alba, que tenían un reto en mayúsculas al tener que cantar “Respect” de Aretha Franklin. A pesar de que la puesta en escena no parecía ser la más adecuada, y los movimientos que tenían marcados podrían considerarse bastante prescindibles, las chicas supieron sobreponerse a ello y sacar adelante un número tan ambicioso como este. Noelia tiene una voz que no es de este mundo, capaz de superar cualquier tipo de reto con sobresaliente. De hecho, la audiencia le dio su beneplácito y la eligió como la favorita de la semana. Alba, por su parte, no se quedó atrás y supo estar completamente a la altura.

En esta misma cara de la moneda tenemos que poner también la actuación de Dave y Marilia, quienes intepretaron el tema “Alfonsina y el Mar”. Si bien es cierto que es una canción completamente del estilo de Dave, no podemos quitarle mérito, y el gaditano estuvo muy bien a nivel vocal. Marilia, por su parte, tenía un reto muy difícil que le costó más de un quebradero de cabeza durante la semana, porque no conseguía afinar en ciertas partes y se le resistían las armonías con su compañero. Sin embargo, en la gala estuvo fenomenal y consiguió salvarse de la nominación muy merecidamente. Eso sí, le falta explotar para conseguir no pasar tan desapercibida.

Las 4 actuaciones restantes fueron más imprecisas en ciertos puntos. Damion y África se encargaron de llevar “Perfect” de Ed Sheeran y Beyonce al escenario de OT. El primero, con éxito según el jurado, de manera un poco más dudosa según los profesores. Y lo cierto es que su interpretación fue bastante irregular, a pesar de que ha trabajado de manera incansable durante la semana. Tiene un timbre de voz realmente bonito y especial, pero su inseguridad no le está permitiendo evolucionar tan rápido como podría. Si trabaja eso, puede llegar muy lejos. Su compañera África tuvo momentos de mucha lucidez (las armonías, el estribillo) y otros bastante poco acertados, como el comienzo de su parte, donde estuvo fuera de tono. Esto le costó la nominación, aunque los profesores decidieron darle una nueva oportunidad.

Algo similar sucedió con el dueto entre Julia y Joan, aunque en este caso hubo una diferencia bastante grande entre ambos, pues la gaditana brilló y opacó completamente a su compañero que, en algunos momentos, parecía que estaba haciéndole los coros en vez de ser el otro protagonista de la canción. Su voz quedó en un absoluto segundo plano durante casi toda la actuación. Precisamente ese fue uno de los motivos que lo llevaron a estar en la cuerda floja, hasta que sus compañeros quisieron que se asegurara una semana más dentro del concurso.

Sin duda las grandes suertudas de la noche fueron María y Marta, porque se salvaron de una nominación que ambas merecían. No solo estuvieron bastante fuera de onda cuando cantaron por separado, sino que la unión de sus voces las llevó a un completo caos del que no supieron salir. Los profesores siguen sin creerse su salvación por parte del jurado. Las dos tienen un potencial brutal que tienen que saber aprovecharlo para evolucionar semana a semana.

Y los grandes perjudicados de la gala fueron Alfonso y Sabela, los dos nominados finales de la noche y que, casualmente, compartieron dueto. Hay que tener en cuenta que “Échame la Culpa” es una canción de esas que llamamos ‘nominables’, y de donde no hay, no se puede sacar. Demasiado hicieron consiguiendo que no quedara una actuación ridícula. Es verdad que Alfonso se mostró muy superior a su compañera a nivel vocal, pero estaba en su estilo y no lo parecía en absoluto. Sabela estuvo completamente desubicada de principio a fin y, aunque ha trabajado mucho durante la semana, a veces eso no es suficiente.

El próximo miércoles veremos el desenlace y sabremos quién es el primer expulsado. Por lo que hemos podido observar en redes sociales, probablemente sea Alfonso, que parece que no está aprovechando demasiado la oportunidad que le brinda este programa, pues se muestra demasiado disperso en la casa y poco participativo. Sin embargo, Sabela carece de algo muy importante: carisma y personalidad. Es posible que sea porque aún no se ha adaptado al ritmo de la Academia, pero tiene que ponerse las pilas para destacar. ¿Qué nos deparará la Gala 2?

Publicado por: Alfonso Halcón Olivero el 28 de septiembre de 2018

Más de:

Spotify

social

radio

Lo + Relevante