loading

cabecera

cab-peq

LO   ÚLTIMO  

Álvaro Soler mantiene su característico sonido en su segundo álbum



Álvaro Soler acaba de poner a la venta su segundo álbum de estudio, que llega tras “Eterno Agosto”, su debut, que logró liderar las listas de ventas en países como Suiza e Italia y conseguir tres discos de platino en Polonia y un oro en Austria. Así, “Mar de Colores” se postula como un gran sucesor de su primer disco, tras haber lanzado “La Cintura”, el primer single del mismo, que ya es doble platino en España e Italia.

Es precisamente esta canción la que abre el álbum, pero también lo cierra, pues el último corte de su “Mar de Colores” es el remix que ha lanzado junto a la argentina TINI y el estadounidense Flo Rida para tratar de conquistar otros mercados fuera de Europa. “La Cintura” ha estado sonando en la radio todo el verano, y no es para menos, pues la canción lo tenía todo para triunfar: estribillo pegadizo, ritmo adictivo y un baile que el propio Álvaro Soler se ha encargado de viralizar a través de un challenge con el que sus fans podían subir sus vídeos a redes sociales haciendo la coreografía, y él los compartía en sus historias de Instagram.

Sin embargo, podemos sacar mucho más jugo a este “Mar de Colores”, como por ejemplo “Histérico”, una de las firmes candidatas a convertirse en el próximo single durante el final del verano y el principio del otoño. La canción es muy fácil de escuchar, suena a Álvaro Soler de principio a fin y tiene una serie de ganchos muy obvios (fundamentalmente, la parte del “botón-tón-tón”) que hace que sea inevitable pensar que va a ser enviado a las radios en un corto periodo de tiempo.

Lo cierto es que es un álbum muy compacto, formado por una docena de canciones que encajan a la perfección las unas con las otras, y que mantienen el sonido característico del cantante, ese que le ha hecho triunfar de la manera que sigue haciéndolo y al que siempre se ha mantenido fiel. Esto, sin embargo, puede llegar a considerarse algo negativo cuando las diferencias entre las canciones son tan mínimas, algo que se ha dejado notar en algunos cortes de este disco.

A pesar de ello, hay temas como “Te Quiero Lento” y “Niño Perdido” que se despegan completamente de su marcado sello y suenan realmente bien. El primero de ellos es, probablemente, uno de mis favoritas del álbum y creo que podría ser un muy buen single de cara al invierno, pues es más tranquilo que los demás y apetece escucharlo mientras oyes como llueve en la calle. El segundo es el más lento del disco, empezando con solo un piano y creciendo poco a poco para terminar con un instrumental épico que eleva la canción a una nueva dimensión.
 
Del resto de cortes que no he nombrado todavía, me quedaría con “Au Au Au”, cuyo estribillo no consigo sacarme de la cabeza desde la primera vez que lo escuché, y “No Te Vayas” que, a pesar de pecar de ser un poco típica, me da muy buen rollo y tiene un ritmo bastante adictivo. “Ella” y “Puebla”, los dos sencillos promocionales del disco que se publicaron en semanas pasadas, son bastante pegadizas pero no aportan nada nuevo, como sucede con “Fuego”, “Veneno” y “Bonita”. 

En resumidas cuentas, “Mar de Colores” se presenta como un disco bastante sólido pero que, por sonido, podría llegar un poco tarde. A mi parecer, es perfecto para el verano, por lo que yo lo habría lanzado en junio y no en septiembre. Sin embargo, tiene varias canciones que podrían funcionar bastante bien a nivel comercial (“Histérico”, “Te Quiero Lento” y “Au Au Au”) y que llevarían al álbum a repetir el éxito que tuvo el primero en diferentes países europeos.

En sus primeras horas de vida, este segundo trabajo discográfico de Soler ha conseguido colocarse en el TOP10 de iTunes en una docena de países, incluyendo Rusia, Dinamarca, Letonia, Alemania y, por supuesto, España. Solo el tiempo dirá si podemos hablar de éxito o no, pero tiene materia prima lo suficientemente buena como para que así sea.
Publicado por: Alfonso Halcón Olivero el 7 de septiembre de 2018

Más de:

Spotify

social

radio

Lo + Relevante